La justicia se sirve molida y en taza / Día Internacional del Comercio Justo / Vitoria-Gasteiz y Dulantzi-Alegría

UN PUESTO EN LA PLAZA DE LA PROVINCIA FESTEJÓ CON CAFÉ EL DÍA DEL COMERCIO JUSTO

Diario de Noticias / JAIONE SANZ - Domingo, 13 de Mayo de 2012

PARA disfrutar de un buen café no hace falta que acabe molido nadie. El genial eslogan colgaba ayer de un aromático puesto ubicado en la plaza de la Provincia. Era el Día Mundial del Comercio Justo y la coordinadora estatal encargada de impulsar este modelo más justo de producción y compraventa no quiso perder la oportunidad de hacerse un hueco en Vitoria para ofrecer su exquisito y solidario grano. Una acción que tuvo su recompensa. Decenas de ciudadanos se acercaron a lo largo del día al stand y todos se llevaron algo: una o más cajas para saborear esta bebida estimulante o, al menos, la convicción de que es preciso apoyar una forma de negocio que garantice “un precio estable a los grupos productores y superior al del mercado”.

Según un estudio realizado por la Plataforma Francesa de Comercio Justo, con este sistema alternativo los campesinos reciben un 17% del precio de la venta final, mientras que en el comercio convencional es de un 5%. Además, las técnicas de producción son ecológicas y no se utilizan sustancias sintéticas o transgénicas para respetar los ciclos de la tierra y el entorno. Sostenibilidad cien por cien, además de cero explotación infantil e igualdad de condiciones laborales entre hombres y mujeres. Muchas ventajas, y todas excelentes, que no pasaron desaparecibidas ayer en Vitoria.

“Hace tiempo que compro muchas cosas de comercio justo, como café, chocolate, infusiones… Son más sanas, están más ricas y sé que estoy contribuyendo a una buena causa. Y ahora toca probar el café”, apuntó Pilar, una vitorianica de setenta años, tras recoger las vueltas. “A ver qué tal sabe. Si me gusta, repito”, prometió Lourdes, tras comprender las virtudes de este modelo de compraventa. “¿Y por qué la jornada se centra en el café?”, preguntó un joven, tras echar un rápido vistazo por el puesto. Explicación, la hay. Es el segundo producto básico de mayor comercialización mundial, después del petróleo. Y su precio lo fijan las bolsas de Nueva York y Londres, por lo que está sujeto a una gran volatilidad. Justo lo que evita, por suerte, el comercio justo.

Esta entrada fue publicada en Comercio Justo, Días internacionales, Sensibilización y Educación para el Desarrollo, serso san viator y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s