Nueve vasquitos en Collique – 05 – El básquet de patio de colegio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando imaginaba, mientras intentaba conciliar el sueño cada noche, cómo sería mi trabajo en Collique, nunca venían a mi mente imágenes de un patio de colegio rodeada de niños y niñas y balones de básquet. A pesar de ser muy habitual en mí encontrarme en esa situación en mi rutina diaria, nunca pensé que iba a poder realizar una de mis mayores pasiones mientras vivía una experiencia única y tan importante para mi aprendizaje.

Empecé a jugar a baloncesto con 11 años, y 5 años después comencé a ayudar a entrenadores con los más pequeños. Mi vida está estrechamente ligada con un balón naranja. Además, decidí estudiar magisterio de Educación Física porque creo que la educación deportiva es fundamental para el desarrollo integral de los niños y niñas.

Una vez ubicada, y comenzada mi adaptación a Collique, fuimos al colegio Fe y Alegría 11, y allí me comunicaron que querían armar un equipo de básquet para así poder competir con otros colegios en un futuro no muy lejano. ¡Casi nada! Iba a ser la encargada de plantar la semilla que lleva 16 años germinando en mí. A priori puede parecer una tontería pero, sabiendo la importancia que ha tenido este deporte en mi crecimiento y maduración, después de la sorpresa inicial tuve una sensación de nervios y responsabilidad que me duró varios días.

La primera toma de contacto con mis nuevas y nuevos jugadores fue a través de una presentación en power point con el que intenté explicarles muy brevemente en qué consiste el deporte. Además, les enseñé fotos de mis niñas (el equipo que entreno en Getxo) y mías para que tuvieran una referencia más cercana.

Hechas las presentaciones, llegó la hora de empezar lo bonito de verdad: el ruido del bote del balón. Puedo confirmar que las y los niños son niños, da igual que sean vascos o estés en Perú. Atentas y atentos a las primeras indicaciones, expectantes, receptivos y llenos de energía. Para cuando me di cuenta quedaba solo media hora, ¡ya habían pasado dos horas y media! El tiempo pasa volando cuando disfrutas de tu trabajo.

En uno de los tantos autobuses que hemos cogido para conocer un poco el país, me di cuenta que mis inicios en el básquet no distan mucho del que están teniendo las y los alumnos de Fe y Alegría 11. Yo también empecé a jugar con mis amigas de clase y también lo hice en el patio de colegio. El baloncesto se vuelve aun más bonito cuando el entorno no es el más favorable para practicarlo, y aun así la ilusión por hacerlo es enorme. No me acuerdo muy bien qué se sentía cuando me pasé el balón entre las piernas por primera vez o cuando la primera entrada acabó en canasta, pero viendo las caras de Pedro, Alison, Jeremi o Alejandra, me puedo imaginar cómo fue.

¡Larga vida al baloncesto!

Aitziber.

Esta entrada fue publicada en Cooperantes - Voluntariado, Perú, serso san viator y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nueve vasquitos en Collique – 05 – El básquet de patio de colegio

  1. Beatriz dijo:

    Muy bonita publicación.Gracias, la gente apasionada como tu es imprescindible y todavía más cd se la sabe transmIgor a los niños/as.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s